Inicio > blog > Pasto cuenta con una nueva estacion meteorologica automatica
Pasto cuenta con una nueva estación meteorológica automática
Jueves, Marzo 16, 2017

Foto portada: Hanz Rippe

Desde el mes de julio de 2016, el Programa Desarrollo Resiliente Bajo en Carbono y ECOSAGA (empresa colombiana de servicios agroambientales), desarrollaron en el municipio de Pasto una serie de capacitaciones dirigidas a agricultores y agricultoras, en las que se brindó información sobre el uso de instrumentos y herramientas agroclimáticas que les permitiera tomar decisiones informadas sobre el manejo de sus cultivos. Estas herramientas actualmente conforman una red agro-meteorológica en la zona rural del municipio y además les permite alimentar un protocolo de alertas tempranas por heladas, principal estresor climático identificado en los corregimientos de San Fernando, Cabrera y Buesquillo.

img-20170309-wa0000.jpg

 En el marco de este proceso educativo se instalaron instrumentos manuales como pluviómetros y termómetros para medición de temperaturas máximas y mínimas, así como medidores de humedad en parcelas y fincas productivas en dichos corregimientos. Sin embargo, con el fin de brindar un mayor apoyo a los agricultores de estas zonas de Pasto, contar con información precisa e incrementar la capacidad técnica en trabajos agropecuarios tanto del SENA, como de la Secretaría de Agricultura del Municipio, el día 10 de marzo de 2016 el equipo del Programa LCRD junto con técnicos de ECOSAGA realizaron la instalación de una estación agro-meteorológica automática en el plantel del SENA, Regional Nariño ubicado en la zona rural del municipio, lugar estratégico para la toma de datos climáticos. 

 

A partir de esta implementación el SENA será la entidad encargada de compartir y difundir la información meteorológica adquirida a través de la estación automática a las entidades beneficiarias, así como al IDEAM y la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo y Desastres (UNGRD).

Este proyecto tenía como objetivo ayudar a los agricultores a prevenir las pérdidas económicas durante eventos extremo, así como aumentar su resiliencia ante el cambio climático a través de la implementación de medidas de adaptación que puedan ser replicables en diferentes zonas del municipio y del país.