Inicio > Ciudades > Pasto narino

Pasto, Nariño

CONTEXTO GENERAL DE LA CIUDAD
El municipio de Pasto se encuentra ubicado en el sur occidente de Colombia, en medio de la cordillera de los Andes, en el macizo montañoso denominado Nudo de los Pastos, cuenta con importantes accidentes orográficos, entre los cuales se destacan: el Volcán Galeras, el Cerro Bordoncillo, Morasurco, Patascoy, Campanero, Alcalde, Pan de Azúcar y Putumayo; la población del municipio de Pasto para el año 2015 según proyección del DANE  fue de 439.993. 
Con relación al uso del suelo ambiental y agropecuario del municipio de Pasto, según el IGAC, al año 2013  el  81,2 por ciento, se encontraba en bosques, el 11,7 por ciento, dedicado a cultivos agrícolas y el 7,1% restante a otros usos.
El concepto de cambio climático en la planeación del municipio fue incluido desde el Plan de desarrollo de la vigencia 2012-2015, en donde se realizaron 6 estudios enfocados a la adaptación al cambio climático frente a efecto de inundaciones y deslaves en las microcuencas Membrillo Guaico, Chapal. Loreana, San Felipe, Guachucal, Los Chilcos. 

ENERGIA: La cobertura municipal promedio del servicio de energía eléctrica se encuentra por encima de 95% (POT Alcaldía de Pasto, 2014) y es obtenida en un 78% por generación hidroeléctrica. 
GESTIÓN DE RESIDUOS SÓLIDOS: De acuerdo con el Plan de Desarrollo Municipal 2012 – 2015, la cobertura del servicio de aseo para el área urbana es del 100%, incluyendo el servicio de barrido de espacios públicos y en el área rural, la cobertura es del 47% ; en Pasto, se destaca el manejo técnico del relleno sanitario de Antanas donde se disponen el 87,5% de los residuos del municipio, manejo que está a cargo de la empresa de aseo EMAS.
AGUA: La empresa EMPOPASTO S.A. E.S.P. es la encargada de efectuar la operación del sistema de acueducto y alcantarillado de la cabecera municipal de Pasto. La cobertura del servicio de acueducto en el área urbana, al año 2014, corresponde a un 98,1% (EMPOPASTO, 2014). 

VIVIENDA: De acuerdo con las mediciones del DANE (2005), el municipio de Pasto cuenta con un total de 92.343 viviendas y 96.364 hogares. En relación con la media nacional que corresponde al 36,2%, el déficit convencional de vivienda de Pasto se encuentra en un rango inferior con un 23,8%, para un total de 22.925 de viviendas en déficit.

TRANSPORTE: Actualmente, según el Plan Integral de Tránsito y Transporte, la ciudad registra que el 38% utiliza el modo pedestre, el 31% utiliza Transporte Público Colectivo, el 14% vehículo particular, el 8% utiliza moto, el 5% taxi, el 3% utiliza otros medios de transporte y el 1% utiliza bicicleta.

CONTEXTO DE CAMBIO CLIMATICO

La ciudad de Pasto está ubicada a una altitud de 2.527 msnm y se encuentra al pie del Volcán Galeras, con una nubosidad bastante alta. La precipitación varía en todo el municipio,, aproximadamente 800 mm/año, en la cabecera municipal, perteneciente a la Región Andina y media en el Lago Guamuez o Laguna de la Cocha, conectada fuertemente con la Región Amazónica. La temperatura promedio anual es de 13,3 °C y una humedad relativa de 60% a 88%.
Las principales problemáticas que se presentan en la ciudad de Pasto son la contaminación de microcuencas debido a actividades como la agricultura, ganadería y asentamientos humanos extendidos a lo largo de la fuente, el inadecuado manejo de residuos sólidos en el sector rural, el mal estado de zonas verdes y la escasa cultura ambiental de los ciudadanos.
Por otro lado, referente a la disposición de residuos sólidos, cabe resaltar que Pasto cuenta con un relleno sanitario, o que contribuye a minimizar la emisión de GEI en la ciudad, se cuenta con un inventario de GEI en la ciudad realizado por FINDETER, de igual manera se han realizado estudios de adaptación y mitigación al cambio climático con el fin de contar con información clave para la toma de decisiones cuyos estudios han sido financiados por entidades como PNUD y el Programa LCRD.
De acuerdo con los estudios realizados por FINDETER 2015, las emisiones de GEI per cápita de Pasto a 2013 indican que el principal sector emisor de GEI es el transporte con 58%, con el aporte, principalmente, de automóviles privados (gasolina); el sector residuos que representa el 13% de las emisiones de Pasto y el sector de agricultura, forestal y usos del suelo (AFOLU), que representa el 18% de las emisiones totales, asociadas a la ganadería. Debido a esto, se han planteado diferentes acciones de mitigación de emisiones,  a través  de actividades de movilidad por ejemplo la consolidación de una red de vías y caminos con el objetivo de generar un cambio en el uso de los modos de transporte, privilegiando el transporte público y los modos no motorizados como la bicicleta y la caminata con el fin de reducir tiempos de desplazamiento;  manejo de residuos sólidos y la protección de bosques los cuales cumplen funciones como sumideros de carbono. 

Pasto ha enfrentado diversas problemáticas relacionadas con el clima, como es la presencia de heladas, sequías, inundaciones y deslizamientos, las cuales tienen gran impacto en la agricultura, la seguridad alimentaria y la calidad de vida de sus habitantes, así mismo se ve  expuesto a amenazas derivadas de la actividad volcánica tanto en forma de erupciones como sismos asociados al volcán, la red fluvial y pluvial, los colapsos mineros, debidos al colapso de galerías de explotaciones mineras creadas por el hombre, lo que ha ocasionado consecuencias como perdida de cultivos, degradación de suelos, propagación de vectores causantes de enfermedades viéndose afectado no solo el sector ambiental sino los sectores económico y social.

MEDIDAS Y/O ESTRATEGIAS PARA ENFRENTAR EL CAMBIO CLIMÁTICO

La ciudad de Pasto ha venido desarrollando una serie de estrategias con el fin de enfrentar la problemática ambiental actual, una de ellas ha sido el estudio de diagnóstico, análisis y recomendaciones para la conversión tecnológica de ladrilleros tradicionales en Pasto, con el apoyo de La Corporación ambiental empresarial y el Programa LCRD, debido a que la actividad de “Carboneo” promueve la tala indiscriminada de árboles ubicados en los bosques circundantes de la ciudad para convertirlos en “carbón madera” lo cual genera grandes daños debido a que los bosques circundantes tienen un importante efecto de sumidero de GEI por lo que continuar con la actividad de carboneo pondrá en peligro la sostenibilidad del municipio.
Otra de las actividades que se desarrolló en Pasto fue la fase inicial de la renovación y modernización del alumbrado público. Esta iniciativa le permitió a la ciudad tener acceso a fuentes de energía más eficientes, como la tecnología LEDXXV.
En la actualidad, el proyecto se encuentra en curso e involucra la renovación de 600 luminarias, con telegestión, contribuyendo en beneficios económicos por menor consumo energético, mejor iluminación y disminución en la emisión de gases efecto invernadero.

La ciudad de Pasto cuenta con un relleno sanitario el cual representa un importante sistema de control de emisiones de GEI. Es importante mencionar que, a pesar de que actualmente está suspendida la planta de biogas, la empresa EMAS (Empresa Metropolitana de Aseo de Pasto) ha utilizado estrategias que aportan a la mitigación del cambio climático, ya que cuenta con una oferta pedagógica enfocada en formar, educar y sensibilizar sobre el cuidado ambiental y el reciclaje, mejorando hábitos en los ciudadanos.
Además, estas ofertas pedagógicas cobran fuerza y dinamismo con las actividades y el paisaje que proporciona el Parque Ambiental, un espacio donde se puede repensar el papel de un relleno sanitario en cualquier ciudad, permitiendo que esta experiencia se pueda replicar.
De igual manera se han venido realizando limpiezas manuales de residuos sólidos en las riberas del rio Pasto y sus afluentes con el propósito de minimizar la contaminación de las microcuencas. Por otro lado, como estrategias de mitigación, el uso de bicicleta y la realización de ciclovías son algunas de las acciones que buscan desincentivar el uso del vehículo privado y promover los desplazamientos en modos más sostenibles.

En cuanto al sector agropecuario una parte de los campesinos hacen uso de una agricultura limpia y la implementación de sistemas agroforestales como medidas de adaptación y mitigación al cambio climático.
A través del Programa LCRD se han realizado una serie de estudios con el fin de determinar medidas de adaptación frente a eventos climatológicos extremos, por lo cual se realizó un análisis de vulnerabilidad y riesgo  a través de ejercicios participativos donde se definieron estresores climáticos y zonas con mayor potencial de afectación frente al cambio climático, utilizando la metodología (RVA – Rapid Vulnerability Assessment) desarrollada por el programa LCRD, metodología que permitió concluir que las heladas y las inundaciones en el suelo rural son los principales estresores climáticos que afronta la población y  bajo condiciones de cambio climático sus efectos podrían intensificarse
Igualmente se realizó un taller participativo definiendo la CUENCA ALTA DEL RIO PASTO y LA LAGUNA DE LA COCHA como sitios de intervención para trabajar en el tema de heladas e inundaciones respectivamente, para lo cual se diseñó una hoja de ruta para implementar un sistema de alerta temprana para esta localidad con el propósito de que la comunidad esté preparada para actual en el caso de un evento como son las inundaciones.

VISIÓN DEL MUNICIPIO PARA ESTAR PREPARADO ANTE EL CAMBIO CLIMÁTICO

De acuerdo con el Plan de Desarrollo municipal  “PASTO EDUCADO CONSTRUCTOR DE PAZ”  2016 – 2019, Pasto espera lograr la máxima racionalidad en el proceso relativo a la conservación, defensa, protección y mejora de los ecosistemas estratégicos, que permita a través de acciones orientadas a lograr la optimización del uso de los recursos, la educación y cultura ambiental, la anticipación y prevención de impactos ambientales, la protección animal, el control de la resiliencia del sistema, el manejo integral de los residuos sólidos y el ordenamiento territorial, incorporando el enfoque diferencial e intercultural, en conformidad con los distintos ejercicios de planificación en sus diferentes niveles.
A su vez, la gestión del riesgo de desastres avanzará en la construcción de un municipio seguro, preparado comunitaria e institucionalmente, ante la ocurrencia de situaciones adversas, fortaleciendo la capacidad de responder oportunamente y con mayor resiliencia de manera concordante con la normatividad nacional contenida en el PNGRD.

El análisis participativo con los actores del espacio público y la articulación interinstitucional, serán fundamentales para contribuir a un espacio público, como un territorio de convivencia social, de interrelación étnica y de géneros, destacando a los niños, niñas, jóvenes, mujeres, adultos mayores y población con discapacidad, como población prioritaria para el uso, goce y disfrute del espacio público incluyente e integrador entre lo urbano y lo rural. Así mismo, se promoverá la adecuación de infraestructuras, para la movilidad del peatón y la movilidad alternativa, con énfasis en el uso de la bicicleta.

El municipio apoyará la formulación de una estrategia para la gobernanza del agua, el clima y el territorio del Valle de Atríz, para garantizar un manejo equitativo y sostenible del agua y el territorio, a partir de una caracterización biofísica, socioeconómica y cultural de la Región Hídrica y una proyección de la oferta y demanda del agua, para garantizar su sostenibilidad y oferta en el largo plazo. Igual importancia tendrá el saneamiento básico, el cual estará orientado a construir alternativas convencionales y no convencionales de sistemas de alcantarillado y tratamiento de aguas residuales.

Finalmente, la educación y cultura ambiental se establecerá como un eje transversal que fortalecerá las conductas ciudadanas hacia la conservación y preservación del entorno, generando acciones para apoyar las plataformas y proyectos afirmativos de jóvenes, niñas y niños con énfasis en iniciativas ambientales territoriales.